Preguntas Frecuentes Sobre los Fibromas Uterinos

Síntomas de Fibromas Uterinos y Opciones de Tratamiento

In English

Los fibromas son tumores benignos que surgen de las células del musculo liso del útero.

Son tumores benignos, lo que significa que no son cáncer.

Si bien se desconoce la causa precisa de los fibromas, las hormonas promueven su desarrollo.

Mientras que los fibromas pueden ser asintomáticos en algunos pacientes, muchas mujeres sufren síntomas que causan un impacto negativo significativo en su calidad de vida.

Los síntomas causados por los tumores uterinos incluyen sangrado menstrual abundante, dolor o presión pélvica y síntomas relacionados con el volumen como la frecuencia urinaria.

Los fibromas uterinos son extremadamente comunes. De hecho, los fibromas son el tumor más común de la pelvis en mujeres.

Los fibromas son más comunes en mujeres afroamericanas.

A la edad de 35, el cuarenta por ciento de las mujeres caucásicas y el sesenta por ciento de las mujeres afroamericanas, tendrán fibromas.

A los cincuenta años, la incidencia de fibromas aumenta al setenta por ciento en las mujeres caucásicas y más del ochenta por ciento en las mujeres afroamericanas.

Las mujeres afroamericanas también tienen más probabilidades de ser sintomáticas.


Solicitar Una Cita


Los síntomas provocados por los fibromas uterinos se pueden dividir en tres grupos principales.

Estos tres grupos son sangrado menstrual abundante, dolor pélvico y síntomas relacionados con el tamaño o la posición de los fibromas

El síntoma más común asociado con los fibromas es sangrado menstrual abundante.

Esto puede causar que muchas mujeres desarrollen anemia y sientan cansancio severo.

El sangrado abundante hace que muchas pacientes falten al trabajo o eviten sus actividades normales.

En algunos pacientes, el sangrado puede ser tan intenso que se necesitan transfusiones de sangre.

El dolor pélvico ocurre en casi dos tercios de las pacientes con fibromas sintomáticos.

En más del diez por ciento de las pacientes, el dolor pélvico es el síntoma dominante.

Los síntomas de volumen son causados por el tamaño y la ubicación de los fibromas y el útero.

Los fibromas grandes pueden causar hinchazón, presión o pesadez, y relaciones sexuales dolorosas.

Los fibromas pueden causar presión en la vejiga, que puede conducir a una frecuencia urinaria, causando viajes frecuentes al baño.

Los fibromas grandes pueden causar dolor lumbar, estreñimiento y además dolor de piernas, hinchazón y pesadez.


Solicitar Una Cita


Los fibromas uterinos pueden ser asintomáticos y ser descubiertos incidentalmente en un examen pélvico de rutina.

En muchos pacientes, los fibromas pueden causar síntomas, incluyendo sangrado menstrual abundante, dolor o presión pélvica y síntomas de volumen como la frecuencia urinaria.

Los fibromas sintomáticos generalmente se diagnostican por historia clínica y se confirman con un ultrasonido pélvico.

En los pacientes sintomáticos, si un examen por ultrasonido revela la presencia de fibromas, el siguiente paso es discutir las diferentes opciones de tratamiento.

Si las pacientes están interesadas en la embolización de los fibromas uterinos, se realiza un examen de imagen de resonancia magnética (IRM o MRI por sus siglas en inglés) de pelvis para visualizar con precisión los fibromas, el útero y todas las estructuras relacionadas.


Solicitar Una Cita


Aproximadamente 700,000 histerectomías se realizan cada año en los Estados Unidos.

La mayoría de estas histerectomías se deben a fibromas.

Si bien, la histerectomía no es una mala elección, es importante que las mujeres estén informadas sobre todas sus opciones de tratamiento.

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico mayor que requiere un periodo de recuperación de cuatro a seis semanas y dejará una gran cicatriz permanente en el abdomen

La embolización de fibromas uterinos, abreviada UFE (por sus siglas en inglés), es una alternativa de tratamiento a la histerectomía que no requiere cirugía, para pacientes con fibromas sintomáticos, que desean evitar una cirugía mayor.

UFE es un procedimiento ambulatorio con mucho menos tiempo de inactividad que una histerectomía y NO dejará ninguna cicatriz visible significativa.

Un boletín de práctica del American College of Obstetrics and Gynecology en el 2008, declaró que la embolización de la arteria uterina es un tratamiento seguro y eficaz para las mujeres que desean retener el útero.


Solicitar Una Cita


Los fibromas uterinos son tumores benignos del útero que causan abundante sangrado menstrual en muchos pacientes.

La mayoría de los pacientes con sangrado abundante causado por fibromas uterinos se manejan inicialmente con terapia médica.

La terapia medica efectiva incluye píldoras anticonceptivas orales, ácido tranexámico, medicamentos antinflamatorios no esteroideos, o la colocación de un dispositivo intrauterino.

En pacientes que no responden a terapia médica, las opciones de tratamiento incluyen cirugía o embolización de los fibromas uterinos.

Ciertos pacientes pueden beneficiarse de la ablación endometrial o ultrasonido focalizado guiado por RM.

Las opciones quirúrgicas incluyen histerectomía o miomectomía.

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico mayor en el que se extirpa todo el útero, generalmente a través de una incisión abdominal.

La miomectomía es una cirugía que extrae fibromas individuales y puede realizarse a través de una incisión abdominal o laparoscópicamente.

La miomectomía generalmente se reserva para pacientes que tienen uno o dos fibromas.

La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE (por sus siglas en inglés), es una alternativa ambulatoria, no quirúrgica, tanto para la miomectomía como para la histerectomía que requiere muy poco tiempo de inactividad y no dejará una cicatriz visible.

Un boletín de práctica del American College of Obstretics and Gynecology en el 2008 declaró que la embolización de la arteria uterina es un tratamiento eficaz y seguro para quienes desean retener el útero.

 


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, no quirúrgico, y mínimamente invasivo para las mujeres que sufren de fibromas uterinos.

Durante un procedimiento UFE, se inserta un catéter en una arteria de la muñeca o la ingle.

El catéter es un tubo largo y flexible de menos de dos milímetros de diámetro.

El catéter es guiado a través del cuerpo con un equipo de rayos X hacia las arterias de la pelvis.

Se realizan angiogramas para mapear los vasos sanguíneos que suministran sangre al útero y la pelvis.

Luego el catéter es colocado en las arterias uterinas y se inyectan pequeñas partículas que flotan aguas abajo y cierran el suministro de sangre a los fibromas.

Una vez que pierden el suministro de sangre, los fibromas se encogen y los síntomas desaparecen.

UFE es un procedimiento ambulatorio y no requiere una hospitalización.

Después del procedimiento, las señoras pueden salir en unas pocas horas y recuperarse en la comodidad de su propia casa.

A diferencia de la histerectomía, UFE no deja una cicatriz visible significativa y no requiere un largo periodo de recuperación.

Después del tratamiento, la mayoría de las mujeres pueden regresar al trabajo y reanudar sus actividades normales después de una semana.

UFE es muy exitoso para eliminar los síntomas de fibromas sin cirugía y resulta en una satisfacción extremadamente alta del paciente.


Solicitar Una Cita


La histerectomía y la embolización de fibromas uterinos son opciones de tratamiento para los pacientes que padecen de fibromas uterinos.

La histerectomía puede funcionar bien para muchos pacientes, pero es una cirugía mayor.

La histerectomía generalmente requiere un largo periodo de recuperación de 4 a 6 semanas, lo que hará que usted se tome un tiempo libre considerable del trabajo.

La histerectomía deja una cicatriz significativa y permanente en su abdomen.

Si su útero es lo suficientemente pequeño, es posible que usted tenga una cicatriz horizontal que puede ocultarse con un traje de baño.

Si su útero es de tamaño moderado o más grande, usted puede terminar con una cicatriz vertical más notable en la línea media de su abdomen.

Las mujeres afroamericanas que forman queloides, pueden tener cicatrices aún más grandes y más visibles y que pueden ser dolorosas.

La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE (por sus siglas en inglés), es un tratamiento ambulatorio, no quirúrgico, para las mujeres que padecen de fibromas.

El procedimiento de UFE requiere de un periodo mínimo de recuperación.

La mayoría de las mujeres reanudan su actividad normal y vuelven a trabajar después de solo una semana.

Nosotros realizamos embolización de fibromas uterinos utilizando una arteria en la muñeca que permite una recuperación más rápida y no deja una cicatriz notable.

Un boletín de práctica del American College of Obstetrics and Gynecology en 2008, declaró que la embolización de la arteria uterina es un tratamiento seguro y eficaz para las mujeres que desean retener el útero.

Para pacientes que quieren evitar el largo tiempo de recuperación y las cicatrices quirúrgicas de una histerectomía, la embolización de fibromas uterinos es una excelente opción.


Solicitar Una Cita


Adenomiosis es una condición donde el revestimiento interno del útero, conocido como el endometrio, desarrolla implantes en el musculo de la pared uterina.

Estos implantes endometriales anormales pueden causar calambres menstruales dolorosos, sangrado abundante, hinchazón junto con dolor y presión pélvico.

La adenomiosis es difícil de detectar con ultrasonido, pero puede ser diagnosticado con imágenes por resonancia magnética (IRM).

Esta es una de las razones por la que recomendamos imágenes por resonancia magnética pélvica antes del tratamiento con embolización de la arteria uterina.

La colocación de un dispositivo intrauterino puede ser una opción de tratamiento eficaz en muchos pacientes con adenomiosis.

Las pacientes con adenomiosis que fracasan con el tratamiento médico han sido tradicionalmente tratadas con histerectomía.

En pacientes que desean evitar una cirugía mayor, la adenomiosis puede tratarse con embolización de la arteria uterina con excelentes resultados.

Estudios recientes muestran una mejoría de los síntomas a corto plazo en más del 90% de los pacientes.

Otro estudio reciente publicó resultados de seguimiento a LARGO plazo durante siete años.

De estos pacientes con adenomiosis tratados con embolización de la arteria uterina, durante el seguimiento a largo plazo durante siete años, el 82% de estos pacientes pudieron evitar la histerectomía.


Solicitar Una Cita


Los fibromas uterinos son tumores benignos que surgen de las células del musculo liso del útero.

Los fibromas son tumores benignos, lo que significa que NO son cancerosos.

No es necesario tratar todos los fibromas uterinos.

Muchos pacientes con fibromas son completamente asintomáticos y no necesitan tratamiento.

Los fibromas recién descubiertos y que son asintomáticos, se deben seguir durante un periodo de tiempo para detectar algún crecimiento rápido que podría deberse a algo más que un fibroma benigno.

El tratamiento de los fibromas generalmente se reserva para pacientes que experimentan síntomas como sangrado abundante, dolor pélvico o síntomas causados por el volumen del tumor como frecuencia urinaria.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE, es una opción de tratamiento bien establecida y aceptada para las mujeres que sufren de fibromas uterinos.

Todas las principales aseguradoras cubren la embolización uterina.

Realizamos todos los procedimientos de embolización de fibromas uterinos en nuestra oficina de forma ambulatoria.

Esto permite que muchos pacientes sean tratados con gastos de bolsillo mucho más bajos, lo que puede ser tan poco como el copago de visita al consultorio.

Nuestro equipo tiene mucha experiencia en el manejo de cualquier problema de seguro que surja en pacientes que son evaluados y tratados por fibromas uterinos.

Nos pondremos en contacto con su compañía de seguros de inmediato para abordar cualquier problema de cobertura antes del tratamiento.

 


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviada UFE (por sus siglas en inglés), es una opción ambulatoria, no quirúrgica, que es mínimamente invasiva para fibromas sintomáticos.

La embolización de fibromas uterinos, UFE, trata los fibromas inyectando pequeñas partículas que cortan el suministro de sangre a los fibromas.

Después de eliminar su suministro de sangre, los fibromas se encogen y los síntomas desaparecen.

Los fibromas que se tratan por completo durante la embolización generalmente no reaparecerán.

Raramente, la embolización puede ser incompleta y el tejido residual del fibroma puede permanecer.

Las hormonas producidas por su cuerpo pueden hacer que crezcan los fibromas residuales.

Si este tejido de fibroma residual continúa creciendo, los síntomas pueden reaparecer, y esto requiere tratamiento adicional.

Si todos sus fibromas se tratan por completo con embolización uterina de fibromas, UFE, mientras su cuerpo continué liberando hormonas, existe la posibilidad de que usted pueda desarrollar NUEVOS fibromas.

Una vez que alcanza la menopausia, sus niveles hormonales disminuyen drásticamente, lo que disminuye en gran medida la posibilidad de que continúe el crecimiento de fibromas.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviada UFE (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, no quirúrgico, y que es mínimamente invasivo para fibromas sintomáticos.

Los pacientes con fibromas uterinos múltiples suelen ser excelentes candidatos para la embolización de fibromas uterinos.

Durante UFE, se inyectan pequeñas partículas en sus arterias uterinas.

Estas partículas fluyen rio abajo y cierran el suministro de sangre a todos sus fibromas simultáneamente.

Una vez que se elimina el flujo de sangre a sus fibromas, los fibromas se encogen y desaparecen sus síntomas.

Todos los fibromas se tratan por igual y al mismo tiempo durante un solo procedimiento ambulatorio, no quirúrgico.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviada UFE (por sus siglas en inglés), es una opción ambulatoria, no quirúrgica para las mujeres que padecen de fibromas uterinos sintomáticos.

Durante la UFE, se inyectan pequeñas partículas en las arterias uterinas.

Estas partículas fluyen rio abajo y cierran el suministro de sangre a todos los fibromas, causando que estos se encojan y que los síntomas desaparezcan posteriormente.

Una vez que los fibromas se ven privados de su suministro de sangre, el sangrado abundante y el dolor causado por los fibromas desaparece rápidamente.

Con el tiempo los fibromas eventualmente se reducirán a aproximadamente un tercio de su tamaño original.

A medida que esos fibromas se hacen más pequeños ya no causaran presión sobre estructuras adyacentes como la vejiga.

Las partículas que utilizamos son completamente inertes y no causarán reacciones adversas ni migrarán a otras partes de su cuerpo.

Para los pacientes con fibromas, UFE es una opción extremadamente segura, con excelentes resultados a largo plazo, y altos niveles de satisfacción del paciente.


Solicitar Una Cita

La embolización de fibromas uterinos, abreviada UFE (por sus siglas en inglés), es una opción ambulatoria, no quirúrgica para el tratamiento de fibromas uterinos sintomáticos.

Los pacientes preguntan a menudo cuánto tiempo tendrán que permanecer en el hospital después de la embolización de los fibromas uterinos.

Muchos lugares admiten a los pacientes al hospital para realizar la embolización de fibromas uterinos.

La hospitalización para la embolización de fibromas uterinos, UFE, es inconveniente y completamente innecesaria.

Con técnicas modernas y protocolos de vanguardia, la embolización de fibromas uterinos, UFE, puede realizarse sin ser admitido a un hospital.

En nuestra práctica médica, realizamos todos nuestros procedimientos de embolización de fibromas uterinos UFE, en nuestra suite de intervención endovascular en nuestro consultorio.

El procedimiento ambulatorio significa que usted va a su casa el mismo día y se recupera en la comodidad de su propio hogar.

El día de su procedimiento, usted estará con nosotros aproximadamente seis horas, y será enviada a casa con medicamentos para tratar cualquier molestia que pueda sentir después del tratamiento.

Nuestro equipo le hará un seguimiento frecuente después de su procedimiento, para asegurar una recuperación sin incidentes.


Solicitar Una Cita

La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE (por sus siglas en inglés), es un procedimiento ambulatorio, mínimamente invasivo, no quirúrgico, para mujeres que padecen de fibromas uterinos sintomáticos.

Después de la embolización de fibromas uterinos, UFE, normalmente recomendamos que nuestros pacientes se tomen una semana libre del trabajo.

Algunos pacientes pueden regresar al trabajo o reanudar sus actividades normales, incluso antes de una semana.

Después de la embolización de fibromas uterinos, UFE, los pacientes tendrán calambres pélvicos, que serán más pronunciados en las primeras veinticuatro a cuarenta y ocho horas después del procedimiento.

Después de este periodo de tiempo, el dolor disminuye significativamente, y las pacientes pueden reanudar sus actividades normales.

A diferencia, después de una histerectomía, las pacientes pueden estar sin trabajar por hasta cuatro a seis semanas.

Uno de los grandes beneficios de la embolización de fibromas uterinos, UFE, en comparación con la histerectomía, es este corto periodo de recuperación, que permite a las mujeres regresar al trabajo y reanudar sus actividades normales mucho mas rápido.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, no quirúrgico que es extremadamente seguro para las mujeres que padecen de fibromas uterinos.

Las complicaciones después de la embolización de fibromas uterinos, UFE, son POCO COMÚN.

Las complicaciones más comunes son la pérdida permanente del ciclo menstrual y el flujo vaginal prolongado.

Durante la embolización de fibromas uterinos, algunas de las partículas que se inyectan en las arterias uterinas también pueden afectar los ovarios, lo que puede conducir a una menopausia prematura.

La menopausia prematura generalmente se observa en pacientes mayores de cuarenta y cinco años y puede ocurrir hasta en un quince por ciento de las pacientes de este grupo de edad,

Las complicaciones poco comunes de la UFE, incluyen infección, expulsión de fibromas y la embolización de objetivos no especificados.

La infección es un riesgo con la mayoría de los procedimientos médicos.

Con la embolización de fibromas uterinos, UFE, la posibilidad de infección es menos del uno por ciento.

La expulsión de fibromas y el paso por medio de la vagina también es una complicación potencial que ocurre en aproximadamente el dos por ciento de los pacientes.

Si un fibroma se encuentra dentro de la cavidad uterina, el riesgo de expulsión del fibroma es mucho mayor.

Con la RMI pélvica antes de su procedimiento, podemos identificar pacientes en riesgo de expulsión de fibromas y planificar en consecuencia.

La embolización de objetivos no especificados se refiere a partículas que se acumulan en lugares no previstos, durante el procedimiento.

Esta complicación es extremadamente fuera de lo común y ocurre en menos de uno de cada mil pacientes.

 


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE, (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, mínimamente invasivo, para mujeres que padecen de fibromas uterinos sintomáticos.

Nuestros pacientes están extremadamente satisfechos después del tratamiento con la embolización de fibromas uterinos.

La forma más importante de lograr este alto nivel de satisfacción es educar adecuadamente a nuestros pacientes sobre TODAS sus opciones disponibles y qué esperar si eligen UFE (por sus siglas en inglés).

Las pacientes con fibromas pueden presentar síntomas graves, como sangrado menstrual abundante, dolor pélvico y síntomas a raíz del volumen del fibroma, como frecuencia urinaria, presión pélvica e hinchazón.

Muchas pacientes sufren por AÑOS con estos síntomas, creyendo que su ÚNICA opción es someterse a una histerectomía.

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico importante que requerirá un periodo de recuperación de cuatro a seis semanas, un tiempo prolongado fuera del trabajo y dejará una cicatriz grande en el abdomen.

Las pacientes que eligen UFE están muy contentas de que sus síntomas de fibromas sean eliminados sin un largo tiempo de inactividad o la cicatriz quirúrgica que experimentarían con la histerectomía.

UFE es una excelente opción para pacientes que sufren de fibromas uterinos y desean evitar una histerectomía.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE, (por sus siglas en inglés) es una opción de tratamiento ambulatorio, mínimamente invasivo, no quirúrgico, para fibromas uterinos sintomáticos.

UFE es extremadamente exitoso para aliviar los síntomas causados por los fibromas uterinos.

La satisfacción de nuestras pacientes después del procedimiento, es extremadamente alta.

En pacientes con sangrado abundante, la tasa de éxito a largo plazo es de alrededor del noventa y cinco por ciento, después del procedimiento de embolización.

Los síntomas relacionados con el volumen de los fibromas incluyen frecuencia urinaria, dolor pélvico o presión, estreñimiento, y pesadez o hinchazón de las piernas.

Estos síntomas relacionados con el volumen se alivian en más del noventa por ciento de los pacientes después de la UFE.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE, (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, mínimamente invasivo, no quirúrgico, para mujeres que padecen de fibromas uterinos sintomáticos.

Durante la UFE, un pequeño tubo llamado catéter, se inserta en una arteria del cuerpo y luego se guía hacia los vasos sanguíneos que suministran el útero y los fibromas.

Pequeñas partículas se inyectan a través del catéter, estas partículas flotan rio abajo y cierran el suministro de sangre de los fibromas.

Después de perder el suministro de sangre, los fibromas se encogen y los síntomas desaparecen.

El acceso transradial se refiere al uso de la arteria radial en la muñeca para UFE en lugar de la arteria femoral tradicional en la ingle.

Si se usa la arteria femoral en la ingle, después del procedimiento, se requiere que los pacientes se acuesten boca arriba durante cuatro a seis horas para evitar que el sitio de la punción sangra.

Casi todos encuentran esto muy incómodo.

Algunas personas usan dispositivos de cierre para colocar un tapón en el sitio de punción de la arteria femoral para disminuir el tiempo necesario para acostarse boca arriba después del acceso a la arteria de la ingle.

No estamos a favor de este método, ya que agrega riesgos innecesarios de complicaciones y con frecuencia es doloroso después.

La arteria radial de la muñeca es una gran alternativa al acceso a la ingle.

A nuestros pacientes les resulta mucho más cómodo realizar el procedimiento a través de la muñeca en lugar de la ingle.

Hay menos dolor durante y después del procedimiento.

Los pacientes se recuperan más rápidamente y sufren menos complicaciones con el acceso a la arteria radial.

La mano es suministrada por dos vasos sanguíneos principales—las arterias radial y cubital—que se interconectan por un arco en la mano.

Este doble suministro de sangre a la mano hace que la arteria radial en la muñeca sea una excelente opción de acceso para la embolización de fibromas uterinos, así como para muchos otros procedimientos de angiograma.

Después de usar la arteria radial en la muñeca para un procedimiento de UFE (por sus siglas en inglés), colocamos una banda de muñeca con VelcroTM con un globo inflable, que se coloca sobre el sitio de punción.

Una vez que esta banda esta en su lugar, los pacientes pueden moverse inmediatamente después.

Puedes caminar, sentarte en la cama, sentarte en una silla a la par de la cama, e incluso ir al baño por tu cuenta de inmediato.

Somos los únicos médicos en el área de Houston que actualmente realizan UFE utilizando un acceso a la arteria de la muñeca.

La mayoría de los médicos no se sienten cómodos con esta técnica relativamente nueva.

He estado realizando embolización de fibromas uterinos durante dieciocho años.

En toda mi experiencia, este acceso a la arteria de la muñeca ha demostrado ser una de las evoluciones mas importantes en este procedimiento.

En comparación con el acceso tradicional a la arteria femoral en la ingle, el acceso a la arteria radial permite una recuperación más rápida, causa menos dolor y menos complicaciones y conduce a niveles más altos de satisfacción del paciente.


Solicitar Una Cita


Las pacientes con fibromas que necesitan tratamiento y que aún desean un embarazo futuro, pueden enfrentar las opciones de someterse a una miomectomía o una embolización de fibromas uterinos.

Una miomectomía es un procedimiento quirúrgico en el que se extraen uno o dos fibromas del útero.

Los estudios han demostrado una mejora en las tasas de fertilidad después de la miomectomía.

Muchas pacientes que desean evitar la miomectomía quieren saber si pueden quedar embarazadas después de la embolización de fibromas uterinos.

Ha habido informes de MUCHOS embarazos exitosos en pacientes después del UFE, (por sus siglas en ingles).

Muchos estudios muestran que las tasas de fertilidad y las tasas de aborto espontaneo en pacientes con UFE, no son diferentes a las de pacientes de la misma edad con fibromas que NO han recibido tratamiento.

Dicho esto, pueda ser que sea mejor que las pacientes se sometan a una miomectomía si son buenas candidatas y están dispuestas a someterse a una cirugía.

Aunque los hallazgos no son claros, algunos estudios han demostrado que las complicaciones del embarazo pueden ser un poco más comunes después de la UFE en comparación con la miomectomía.

Estas complicaciones del embarazo pueden incluir el parto prematuro y la hipertensión inducida por el embarazo, también conocida como preeclampsia.

La UFE aún puede ser una opción en pacientes que no son buenas candidatas para la miomectomía o que no desean someterse a una cirugía.


Solicitar Una Cita


La embolización de fibromas uterinos, también llamado UFE, (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, mínimamente invasivo, no quirúrgico, fibromas uterinos sintomáticos

La UFE es un procedimiento ambulatorio y no requiere hospitalización.

Después de la UFE, las damas son capaces de salir en unas horas y recuperarse en la comodidad de su propia casa.

La histerectomía es un procedimiento quirúrgico importante y normalmente requiere una hospitalización de por lo menos de uno a dos días.

El periodo de recuperación después de la UFE, es mucho más corto en comparación con la histerectomía.

Después de la UFE, las pacientes pueden reanudar la actividad ligera al día siguiente y la mayoría de las mujeres pueden regresar al trabajo y a las actividades normales después de solo una semana

En comparación, la histerectomía generalmente requiere un período de recuperación de cuatro a seis semanas, lo que requiere que las mujeres se abstengan de sus actividades habituales y tomen un tiempo libre considerable del trabajo.

La histerectomía generalmente se realiza a través de una incisión abdominal.

Si su útero es lo suficientemente pequeño, se puede usar una incisión horizontal sobre la parte inferior del abdomen que se puede ocultar con un traje de baño.

Si su útero es de tamaño moderado o más grande, se puede requerir una incisión vertical en la línea media.

A diferencia de la histerectomía, la UFE no dejará una cicatriz visible significativa.

Realizamos UFE usando el acceso a través de una pequeña arteria en la muñeca que no requerirá una incisión.

Después de UFE en nuestro consultorio, habrá un punto de un milímetro sobre su muñeca izquierda, que será casi invisible.

En las mujeres afroamericanas que forman queloides, evitar la cicatriz quirúrgica de una histerectomía es una gran ventaja de la UFE en comparación con la histerectomía.

Con una histerectomía, el útero y posiblemente los ovarios y las trompas de Falopio también se eliminan por completo del cuerpo.

Muchas pacientes con fibromas no quieren perder su útero o que les extirpen partes del cuerpo.

Un boletín de práctica del American College of Obstretics and Gynecology in 2008 declaró que la embolización de la arteria uterina es una opción de tratamiento segura y eficaz para las mujeres con fibromas que desean retener el útero.

UFE es muy exitoso para eliminar los síntomas de fibromas sin cirugía y resulta en una alta satisfacción del paciente.


Solicitar Una Cita

La embolización de fibromas uterinos, abreviado UFE, (por sus siglas en inglés), es una opción de tratamiento ambulatorio, mínimamente invasivo, no quirúrgico para los fibromas sintomáticos.

Durante un procedimiento de UFE, se inyectan pequeñas partículas en las arterias uterinas; estas partículas flotan río abajo y cierran el suministro de sangre a los fibromas.

Una vez que pierden el suministro de sangre, los fibromas se reducen a aproximadamente un tercio de su tamaño.

La reducción en el tamaño general de los fibromas y el útero generalmente toma alrededor de tres meses y, a veces, incluso hasta seis meses, dependiendo del tamaño original de los fibromas.

Si una paciente con un útero muy grande tiene la principal preocupación de recuperar una barriga plana, la histerectomía es una ruta más directa.

La mayoría de los pacientes dicen que esa no es la principal preocupación.

La histerectomía para un útero grande generalmente requerirá una incisión vertical en la línea media en el abdomen.

Casi todas las pacientes están contentas con la reducción en volumen después de la UFE, pero esto tomará tiempo.


Solicitar Una Cita


Houston Fibroids is now OPEN for business!

Our offices have stringent safety protocols in place to keep you safe and provide the care you need.  We are accepting appointments now. Do not delay necessary medical care and follow-up. Call our office today at 713-575-3686  to schedule your appointment with Dr. Fox, Dr. Hardee, or Dr. Valenson.

Landing Page logo